4 cosas que debes saber sobre el pago de contribuciones en propiedades


contribuciones propiedad

La adquisición de una nueva propiedad implica una serie de gastos que deben considerarse de antemano. Parte importante de esos gastos que no deben olvidarse corresponde al pago de contribuciones, que pueden resultar ser un monto significativo en el mantenimiento mes a mes de una vivienda o terreno. En este artículo te entregamos una corta serie de preguntas frecuentes sobre este tema, que puede ayudarte a entender cómo funciona el sistema de pago de contribuciones propiedad.

 

¿Qué son las contribuciones?

 

Las contribuciones, también conocidas como Impuesto Territorial, son el tributo que deben pagar los dueños de las propiedades, en base a la Ley sobre impuesto territorial. El monto total recaudado es destinado únicamente a enriquecer las arcas municipales correspondientes, ayudando a financiar programas de desarrollo comunitario, educacionales y deportivos, entre otros.

 

¿Cómo se calculan?

 

El monto de las contribuciones es determinado por el Servicio de Impuestos Internos, en base a la tasación fiscal con que cuenta cada propiedad. Por ejemplo, para el caso de Bienes Raíces Agrícolas, el monto anual de las contribuciones corresponde al 1% del avalúo fiscal correspondiente.

 

En el caso de los Bienes Raíces No Agrícolas el sistema de cálculo del impuesto territorial es un poco más complejo, ya que considera pagos diferenciados según los rangos de avalúo fiscal de cada propiedad, llegando incluso a existir la exención del pago de este, además de registrar diferencias en el pago según el tipo de uso de cada propiedad. Cabe destacar que al cálculo de las propiedades no exentas de pago de contribuciones debe agregarse un pago adicional por concepto de sobretasa.

 

En una primera instancia puede parecer complejo, pero entender el funcionamiento del sistema de cálculo de las contribuciones propiedad es relevante para ordenar tus gastos.

 

¿Cómo funciona el sistema de pago de las contribuciones?

 

Las contribuciones son cobradas en cuatro cuotas anuales, que vencen cada una en abril, junio, septiembre y noviembre. Los datos correspondientes al monto total y la fecha máximo de pago de cada cuota de las contribuciones se encuentran especificadas en la papeleta de cobro que debiese ser recibida en cada propiedad.

 

Para realizar el pago del monto correspondiente a las contribuciones existen dos mecanismos. Uno de ellos corresponde al pago directamente en bancos e instituciones financieras autorizadas, como Caja Vecina o Servipag.  El otro método, es el pago seguro y rápido en la página web oficial del SII. Para poder cancelar las cuotas mediante este método debe ingresarse el número de rol de la propiedad (que viene especificado en la papeleta de cobro de la cuota) y efectuar el pago.

 

¿Cómo me afecta el no pago de las contribuciones?

 

El no pago de las contribuciones durante más de un año puede traducirse en una demanda contra el propietario y una posterior orden de embargo de la vivienda. Incluso, el no pago de las contribuciones por un período de tiempo prolongado, podría provocar que la propiedad salga a remate, por lo mismo, el pago de este impuesto en las fechas correspondientes, debería ser una prioridad en el manejo de tus finanzas personales.

 


Comentarios 2

  1. Juan Mellado Ulloa dijo:

    Quiero saber si las casas que pagan contribuciones, también pagan derechos de aseo, desde ya muchas gracias por su ayuda

    1. admin dijo:

      Hola Juan ,
      Gracias por leer nuestros artículos. Por favor para consultas comerciales rellena el formulario flotante que se encuentra en la parte inferior derecha del sitio web.

      Saludos

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *