Volver

5 formas prácticas de usar un walking closet

Imagen

10 de abril de 2018

Almacenar grandes cantidades de ropa o zapatos no es lo único que se puede hacer en un walking closet. De hecho, existen muchos usos walking closet para mentes creativas que buscan utilizar este espacio de maneras diferentes.

Pieza de juegos

Transformar un walking closet en una pieza de juegos ayudará a organizar los juguetes en un espacio y a la vez dará a los niños un lugar para desarrollar su creatividad y autonomía. Para lograr esto se pueden eliminar colgadores y reducir las repisas al mínimo para guardar los juguetes y dar una mayor superficie de juego.

Usar un baúl como asiento y almacenamiento, pintar de colores vivos e instalar una iluminación suave, además de poner goma eva o cojines en el piso hará de este espacio el favorito de los niños.

Escritorio o biblioteca

Un área con estas características es muy necesaria para hacer tareas, terminar el trabajo pendiente, organizar las finanzas familiares o simplemente leer. Para realizar esta transformación se pueden reutilizar las repisas y usar una de ellas como escritorio o bien aprovechar el espacio de los colgadores para poner una pequeña mesa e instalar un computador.

Otro aspecto a considerar es una iluminación adecuada con luces frías o blancas enfocadas hacia los puntos donde se dirigirá la vista. Pintar con tonalidades azules o verdes ayudará a la concentración y la productividad.

Cava de vinos

Cuando el espacio de la cocina o living ya no es suficiente ni apropiado para guardar vinos y licores una buena idea es construir una cava en el walking closet.

La clave es disponer de una superficie para instalar racks para vino, colgadores de copas y reutilizar las repisas para colocar botellas, vasos y otros accesorios que irán dando carácter al lugar. Quienes deseen hacerlo más profesional, pueden incorporar una cava de vinos eléctrica, o bien, un frigobar para conservar los diferentes bebestibles a la temperatura adecuada y siempre a mano.

Cuarto de lavado o planchado

Este uso es uno de los que requieren de mayor inversión en el espacio, pero puede ser un verdadero alivio para familias grandes. Instalar una lavadora o una secadora y algún sistema de planchado, ya sea horizontal o vertical es una gran manera de descomprimir otros espacios como el baño o la cocina y centralizar estas labores en un solo lugar.

Los espacios restantes se pueden aprovechar para guardar otros electrodomésticos, artículos de limpieza o herramientas.

Taller para manualidades

Al igual que el escritorio, este es un espacio ideal para transformar en taller gracias a la posibilidad de cerrarlo y que todo permanezca en su sitio hasta la próxima ocasión en que se retome el pasatiempo.

La transformación dependerá mucho del espacio y tipo de manualidades o hobbies que se quieran realizar, pero por lo general todos tienen en común requerir espacios personalizados de almacenamiento y alguna superficie para trabajar. Lo ideal es montar una buena iluminación y pintar con colores que reflejen ese lado artístico que se busca explorar.

La creatividad personal y las propias necesidades son el único límite para los distintos usos walking closet, solo hace falta atreverse a experimentar y reutilizar los espacios de los que disponemos en casa.

Copyright © 2018 · Todos los derechos reservados · CISS