5 ventajas de vivir en un condominio


Vivir en una casa con un terreno amplio puede ser considerado como un privilegio por muchas personas, sobre todo si consideramos el alto valor que poseen estas propiedades. Por esto, vivir en condominio se ha convertido en una alternativa mucho más cercana y atractiva para las familias que buscan un lugar tranquilo para habitar.

 

¿Cuáles son los beneficios que otorgan estas viviendas? Los enumeramos a continuación:

 

1. Seguridad

 

El hecho de vivir en un perímetro cerrado ofrece la posibilidad de aplicar distintas medidas de seguridad, como sistemas de citófono conectado con la portería, alarmas o cercos eléctricos y automáticos.

 

La seguridad privada, durante las 24 horas, está encargada de controlar el acceso al condominio, permitiendo el ingreso solo de personas identificadas y autorizadas, por lo que los niños pueden jugar libremente en el espacio.

 

Viviendo en condominios, es posible además dejar la casa sola durante horas o días, gracias a la presencia de guardias y de los vecinos, y las medidas personalizadas que cada uno pueda tomar. Esto es ideal para las familias donde la pareja trabaja y también para quienes viajan o se van de vacaciones.

 

2. Tranquilidad

 

Al tener un reglamento interno, quedan establecidas ciertas normas para lograr el correcto convivir entre los vecinos, lo que posibilita la formación de un ambiente tranquilo y armonioso donde sea posible descansar o dejar a los hijos jugar sin preocupaciones.

 

En un condominio, podrás despedirte al fin de la música fuerte a las 5 de la madrugada y de los martillazos en un domingo por la mañana.

 

3. Vivir en comunidad

 

Al compartir una zona común, la vida comunitaria se hace un factor esencial.

 

Mantener una vida social con quienes viven alrededor, además de favorecer las relaciones humanas, puede generar una invaluable red solidaria para el cuidado del hogar, la familia y el patrimonio.

 

Y para los niños, es muy favorable, ya que, al igual que para sus padres, se crean nuevas oportunidades para que puedan compartir y sociabilizar con sus pares, mejorando notoriamente la calidad de vida de la familia.

 

4. Áreas recreativas

 

Los espacios recreativos son un factor importante a la hora de tomar la decisión de dónde vivir, especialmente si hay niños en la familia. Y en este sentido, los condominios ofrecen una gran oferta, ya que, generalmente, cuentan con diversas áreas comunes que pueden disfrutar tanto chicos y grandes, como áreas verdes, piscina, gimnasio, canchas, juegos infantiles, quinchos y otras comodidades que resultarían muy costosas para mantener en una propiedad individual.

 

Vale la pena mencionar que el costo de mantenimiento que requieren estas áreas es muy bajo comparado a las comodidades que entregan.

 

5. Mantenimiento y limpieza

 

Viviendo en un condominio, podrás olvidarte de limpiar y mantener los espacios comunes. Ya que, pagando la cuota de mantenimiento, la administración se hará cargo de cuidar y embellecer todas las áreas con las que cuenta el condominio, como lo son las fachadas perimetrales, las calles, las áreas comunes, los jardines, etc.

 

Las ventajas de vivir en condominio, claramente, variarán según las distintas opciones que ofrece el mercado inmobiliario. Pero, si estás buscando un lugar donde puedas vivir de manera segura, tranquila y disfrutar de diversas actividades recreativas a pasos de la puerta de tu casa, un condominio definitivamente será la mejor opción para ti y tu familia.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *