6 razones por las que es importante asegurar tu propiedad


seguros hogar

Vivir en un país con las características geográficas de Chile es una razón más que suficiente para asegurar cualquier propiedad independientemente de dónde se encuentre.

 

Para mantener tu inmueble protegido es importante estar atentos al momento en que estas coberturas cesan. También es fundamental tener claridad sobre los principales riesgos a los que está expuesta tu propiedad. Según su estado de conservación y ubicación geográfica estos pueden ser:

 

Incendio

 

Esta es la cobertura más común de las pólizas seguros hogar. Protege contra incendio o explosiones y resguarda la propiedad en caso de pérdida total. Además de lo anterior, cubre daños menores. Debido a la gran variedad de entidades que ofrecen este tipo de seguros es muy importante prestar atención a los montos y daños específicos que incluye cada uno.

 

Los puntos en los que hay que fijarse son las diferencias de cobertura que pueden existir según el origen específico de los daños. Estos pueden ser producto de la acción del fuego, a causa de las acciones llevadas a cabo para apagarlo, o bien, gastos de demolición, remoción de escombros, pérdida de bienes muebles, traslados, entre otros.

 

Inhabitabilidad

 

Estos seguros cubren los gastos asociados a tener que arrendar otra propiedad en caso de que no puedas ocupar la tuya debido a los daños producidos por un evento catastrófico. En estas pólizas, la clave es fijarse en el límite de meses y en los montos máximos a indemnizar.

 

Robo

 

Las pólizas por robo consideran los bienes muebles más comunes dentro del hogar como electrodomésticos, aparatos electrónicos y mobiliario. Quienes tienen otro tipo de posesiones en su hogar deben revisar bien las cláusulas del contrato y solicitar coberturas adicionales para proteger grandes sumas de dinero en efectivo, especies de valor como joyas o relojes, obras de arte, entre otros objetos de valor.

 

Asistencia en el Hogar

 

Los seguros llamados de Asistencia en el Hogar están pensados para cubrir gastos de cerrajería, gasfitería, reparación de instalaciones eléctricas y todo tipo de fallas comunes en el hogar. Suelen venir asociados a las pólizas más básicas como la de incendio y también permiten incluir coberturas especiales por rotura de cañerías, desperfectos en los desagües, inundaciones o rotura de cristales.

 

Sismo

 

Este tipo de seguro es básico en cualquier hogar chileno y suele ser contratado de forma adicional al seguro de incendio, pero no necesariamente viene incluido. Por esto es esencial leer bien el contrato para asegurarse de que esté incluido. Al mismo tiempo, es importante verificar la cobertura específica incluida en la póliza, pues esta puede ser por daños estructurales, bienes muebles o inhabitabilidad.

 

Maremoto y tsunami

 

Esta cobertura comúnmente se adiciona al seguro en caso de sismo cuando la propiedad se encuentra en una zona de riesgo o inundable. Al igual que en el caso anterior, es importante cerciorarse de que se encuentre explícitamente señalada en el contrato.

 

Cada vez que un evento de estas características afecta nuestra propiedad debemos procurar notificar inmediatamente a la compañía aseguradora. De esta forma, se procederá a realizar la evaluación de rigor y se podrán activar todas las coberturas pertinentes.

 

Recuerda que es muy importante tener claridad acerca del estado de los seguros hogar que tienes contratados y evitar caer en períodos de desprotección.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *