Volver

6 tips para amplificar la luz natural en tu departamento

Imagen

29 de enero de 2018

La luz natural nos hace sentir más contentos y energéticos. Esto se debe a que el sol juega un papel muy importante en nuestro metabolismo. Al ayudarnos a sintetizar la vitamina D, mejora nuestro ánimo, fortalece el sistema inmune y promueve la salud de nuestros huesos.

Además de lo anterior, los espacios iluminados generan una sensación de amplitud y relajo que mejora la convivencia en cualquier hogar. Con estos sencillos consejos de decoración podrás aprovechar la luz natural departamento al máximo.

1. Colores.

Un principio básico para iluminar cualquier ambiente es pintar las paredes con colores claros. Además, es preferible optar por pinturas de acabado mate. Las pinturas brillantes hacen rebotar la luz en vez de propagarla. Dada la amplitud de la superficie, este efecto resulta contraproducente al momento de iluminar.

Mediante la elección de colores puedes crear un efecto aún más luminoso pintando el techo unos tonos más claro que las paredes. Algo similar sucede con el piso, lo más recomendable son los de colores claros y de materiales que ayuden a reflejar la luz como pisos flotantes o cerámicos.

El mismo principio se debe aplicar al seleccionar los cuadros para decorar las paredes. En una habitación oscura es mejor preferir ilustraciones de colores claros ya que las de tonos oscuros disminuirán inmediatamente la luminosidad del espacio.

2. Cortinas.

Las cortinas de telas gruesas y oscuras crean una barrera que detiene la luz que ingresa por las ventanas. Si tu objetivo es amplificar la luz en espacios que tienden a ser oscuros debes preferir tonos claros y neutros.

Las telas deben ser livianas y traslúcidas. Si quieres aprovechar al máximo la luz natural y a la vez mantener tu privacidad una buena idea es poner un visillo con más metros de tela de los que necesita la ventana en cuestión. Esto te dará privacidad sin perder luminosidad.

3. Espejos.

Mientras más objetos brillantes incluyas en la decoración, más aumentarás la luz natural departamento. Instalar espejos grandes frente a las ventanas y al final de los pasillos crea un poderoso efecto lumínico.

A esto puedes agregar elementos de tonos metalizados como marcos de cuadros, quincallería y objetos decorativos en general. La clave es ir creando la mayor cantidad de puntos de luz posible.

4. Iluminación.

Cuando la luz natural es escasa una buena idea es complementarla con lámparas de iluminación indirecta. Incorporar lámparas de pie en las esquinas del living o plafones en lugares de mayor oscuridad, como pasillos o espacios de transición, maximiza la luminosidad del espacio automáticamente.

5. Muebles.

Las repisas y estantes nunca deben colocarse frente a una ventana pues esto obstruye la distribución de la luz en la habitación. Más bien, deben instalarse de forma perpendicular para facilitar los flujos lumínicos.

También ayuda mucho incluir algunos muebles de acrílico transparente como mesas de centro o sillas. Estos no solo reflejan la luz sino que dan una sensación de amplitud a tus espacios que no es posible obtener con muebles grandes y de colores oscuros.

6. Puertas.

Cambiar puertas interiores de madera por puertas vidriadas mejora los flujos de luz interior. Las puertas de la cocina, escritorio o sala de estar suelen ser las más aptas para realizar este cambio. El vidrio no tiene que ser transparente para lograr el efecto deseado. El solo hecho de romper esa barrera visual aumentará considerablemente la sensación de amplitud y luminosidad.

No hace falta ser un decorador experto para hacer estas renovaciones. Lo importante es observar atentamente desde dónde viene la luz natural en los distintos momentos del día y así sabrás a qué espacios de tu hogar sacar partido.

Copyright © 2018 · Todos los derechos reservados · CISS