¿Por qué es importante revisar las conexiones eléctricas en tu hogar?


revisar conexiones eléctricas

Comúnmente damos por sentado que nuestro hogar es el lugar más seguro en el cual podemos estar. Sin embargo, existen diversos riesgos eléctricos que podrían poner en peligro tu vida, la de tus familiares e incluso la integridad de tu vivienda.

 

Cabe preguntarse qué clase de riesgos eléctricos, si las conexiones están muy bien resguardadas entre las paredes, a través de gruesos cables. No obstante, la realidad es que, al igual que casi todo, los sistemas eléctricos poseen un debido tiempo de uso.

 

En este sentido, los cables se desgastan y las conexiones se sobrecalientan. Esto podría ocasionar daños a electrodomésticos, chispazos que pueden producir un cortocircuito, conexiones que fallan y se queman, e incluso daños mayores, como podría ser un incendio.

 

El deterioro del cableado, que podría requerir la asistencia de un técnico con la finalidad de revisar conexiones eléctricas, puede ser causado no solo por la antigüedad de los sistemas, sino también debido a una entrada excesiva de energía a tu hogar, la cual podría sobrecargar los aparatos eléctricos, quemar los enchufes, desgastar los cables, e incluso dañar las ampolletas. Si te has visto en la necesidad de cambiar de bombillas varias veces durante un mes, debido a que dejan de funcionar muy rápido, puede que exista una corriente muy alta en tu hogar que ellas no pueden soportar.

 

Por estos motivos es necesario que te aboques a revisar las conexiones eléctricas periódicamente, de esta forma podrás prevenir:

  • Apagones en tu hogar.
  • Sobrecarga de electrodomésticos y daños a estos aparatos.
  • Enchufes sobrecalentados que podrían quemarse.
  • Cables muy calientes que pueden derretirse y dejar de funcionar.
  • Chispazos que pueden generar un corto circuito al contacto.
  • Incendios graves que ponen en riesgo tu vida y la de tu familia.

 

Para saber cuándo es necesario revisar las conexiones eléctricas, debes estar alerta a diversas señales en tu hogar, entre ellas:

  1. Las luces de las bombillas parpadean, se intensifican o presentan un bajón: si has notado un extraño parpadeo en las bombillas, puede que la intensidad de la energía eléctrica esté fluctuando de forma que podría dañar tu sistema eléctrico.
  2. Al conectar los aparatos se produce un chispazo en el enchufe: si más de una vez te has llevado un susto debido a un chispazo al conectar algún aparato, debes desenchufar rápidamente y llamar un técnico para que mida el voltaje de ese enchufe, pues podría ser muy alto.
  3. Los enchufes y cables se ponen muy calientes: esto genera un desgaste muy rápido, además, pueden calentarse hasta llegar al punto de quemarse.
  4. Los interruptores pueden activarse solos con frecuencia: debido al alto voltaje pueden dispararse los interruptores ocasionalmente.

 

Con la finalidad de revisar conexiones eléctricas, el electricista que asista a tu hogar debe medir el voltaje promedio de la casa, para monitorear que no existan sobrecargas o corrientes muy elevadas, revisar los enchufes en busca de rastros de quemaduras, cables desgastados (con el plásticos quemado o los circuitos expuestos) y cambiar todas aquellas piezas que representen una amenaza para la integridad de los integrantes de tu hogar y la infraestructura de tu vivienda.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *