Las 7 mejores prácticas para ventilar tu casa rápidamente


ventilar casa

Muchas veces el aire al interior de la casa suele estar más contaminado que el del exterior, incluso en ciudades con mucha polución e industrias. Las casas, al igual que las personas, necesitan respirar. Esto significa que deben mantener constantes flujos de aire que permitan el intercambio con el exterior.

 

Los siguientes consejos para ventilar casa te ayudarán a mejorar la calidad del aire en tu hogar rápidamente.

 

1. Abrir puertas y ventanas regularmente

 

Si bien esto parece muy obvio, en la práctica, y por distintos motivos, es algo que se suele olvidar. Todos los días deberíamos abrir puertas y ventanas durante al menos 15 minutos al levantarnos y antes de dormir. De esta forma, generaremos un ambiente más saludable al interior del hogar.

 

2. Instalar extractores de aire

 

Es necesario instalar este tipo de sistemas en baños y cocinas porque ayudan a mantener controlada la humedad del ambiente. De esta manera evitamos la formación de moho y sus consecuencias nocivas para la salud. Es importante recordar cambiar los filtros de estos extractores cada vez que sea necesario pues de lo contrario dejan de cumplir su función e incluso pueden resultar perjudiciales.

 

3. Ubicar los muebles estratégicamente

 

Los muebles pegados a la pared obstruyen los flujos de aire al interior de la casa. A su vez, esto fomenta la acumulación de humedad y el crecimiento de moho. Por lo tanto, para mantener una buena calidad del aire y hacer más eficiente la ventilación debemos colocarlos lo más separado posible de las murallas.

 

4. Tener plantas de interior que mejoren la calidad del aire

 

Mediante la fotosíntesis, las plantas transforman el dióxido de carbono en oxígeno. Una casa poco ventilada puede llegar a tener grandes concentraciones de gases nocivos en el aire. Algunas plantas de interior altamente eficientes en renovar el aire que podemos incorporar en nuestro hogar son el gomero, ficus, yerbera, hiedra, crisantemo, calas, entre otras.

 

5. Mantener a raya el polvo y los ácaros

 

Si solo ventilamos, pero no nos preocupamos de eliminar el polvo y los ácaros generaremos un torbellino de agentes alérgenos cada vez que abramos las ventanas. Por esto es esencial sacudir, barrer, aspirar regularmente alfombras y cortinas, cepillar a las mascotas y cambiar las sábanas al menos una vez por semana.

 

6. Evitar desodorantes ambientales artificiales y velas hechas a base de petróleo

 

En el interior de un hogar el aire puede estar contaminado con una gran variedad de componentes volátiles orgánicos emanados por químicos utilizados en tareas de limpieza y desinfección. Si a esto agregamos las sustancias tóxicas que liberan los desodorantes ambientales y velas de parafina contaminamos innecesariamente el ambiente dificultando la renovación del aire. Por eso, para aromatizar es mejor preferir aceites esenciales, aromaterapia y velas de soya o cera de abejas.

 

7. Instalar sistemas de ventilación que ayuden a hacer circular el aire

 

Cuando la distribución o ubicación de nuestra casa dificulta los flujos de aire una buena idea es instalar sistemas que ayuden a crearlos. Ya sean ventiladores eléctricos, sistemas de aire acondicionado o deshumidificadores, todo esto ayuda a mejorar la calidad del aire al interior del hogar.

 

El solo hecho de habitar una casa y realizar acciones cotidianas genera contaminación en su interior. Tener una cocina o estufa a gas, utilizar muebles de maderas prensadas, desinfectantes, pegamentos, productos de limpieza en seco o algunos tipos de maquillaje hace imperiosa la necesidad de ventilar casa mediante estos mecanismos. Con estas sencillas acciones puedes generar un impacto positivo en la calidad de vida de los integrantes del hogar, sobre todo entre aquellos con problemas respiratorios o alergias.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *