Las cosas que debes saber sobre el cuidado y limpieza de las baldosas


limpieza baldosas

Si tienes suelos de baldosa en casa, es importante que sepas cómo cuidarlos y limpiarlos adecuadamente. Este tipo de pisos son algo delicados y deben tratarse bajo las medidas necesarias para alargar su vida útil. Aquí te dejamos 5 consejos inteligentes sobre la limpieza baldosas, que se volverán indispensables en tus tareas domésticas:

 

1. El uso de la aspiradora

 

Usar una escoba o cepillo sobre un suelo de baldosas puede ser una mala decisión. El tipo de material con el que está hecha una escoba no es el adecuado para la cerámica, pues sus fibras podrían rallarla irremediablemente. Es por esto que no hay nada mejor para las tareas de limpieza baldosas que una aspiradora. La clave para mantenerlas como nuevas por el mayor tiempo posible, es pasarles este artefacto por lo menos una vez al día. Así evitarás la acumulación de polvo y otras partículas de suciedad.

 

2.Limpieza con agua tibia

 

Aunque existen diferentes “trucos” para mantener el brillo de los suelos de baldosa, el método más sencillo y efectivo es la limpieza con agua tibia. Es muy importante que esté templada y no caliente, pues de lo contrario podrías dañar tus baldosas Este método es efectivo debido a que no estarás cambiando la temperatura del suelo, lo que significa que el material cerámico no se va a expandir ni contraer bruscamente.

 

3. Soluciones de limpieza profunda

 

Los accidentes son algo imposible de evitar en el hogar. Si se derrama vino o grasa sobre tu piso de baldosas, será difícil remover la mancha usando métodos convencionales, especialmente si no secas de inmediato el área afectada. Si éste es tu caso, puedes utilizar soluciones de limpieza profunda, como el bicarbonato de sodio o el vinagre blanco. Tan sólo tienes que dejar reposar el material que hayas elegido sobre la mancha y luego pasar el trapero con un poco de agua tibia.

 

4. La importancia de limpiar la lechada

 

A veces es fácil pasar por alto la lechada (líneas que separan las baldosas, comúnmente rellenas de mezcla de cemento o algún otro material adherente). Ésta no sólo es una zona donde se acumula fácilmente la suciedad, sino que -conforme se va deteriorando- es determinante en qué tan nuevas y brillantes se verán tus baldosas. Para limpiarlas adecuadamente, puedes usar las mismas técnicas que con las baldosas: agua tibia más una solución de bicarbonato o vinagre blanco.

 

5. Cosas importantes que considerar

 

Para un buen mantenimiento de las baldosas, no sólo basta con saber cómo y con qué frecuencia limpiarlas. La cultura de la prevención es muy importante en esta área. Evita caminar con los zapatos sucios sobre el suelo, dejar que las manchas se queden por mucho tiempo en ellas y, sobre todo, no utilizar limpiadores que no hayan sido específicamente diseñados para baldosas.

 

Si sigues estos sencillos pasos, tus suelos de baldosas durarán mucho más tiempo en un estado óptimo, incluso en lugares difíciles como puede ser el baño o la cocina. Recuerda que un piso limpio refleja los valores de tu hogar.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *