Volver

¿Qué tipos de financiamientos existen para comprar un departamento?

Imagen

23 de julio de 2018

Adquirir una propiedad es una decisión económica importante que no todo el mundo puede permitirse. No obstante, actualmente se ofrecen distintas opciones de financiamiento que pueden facilitarte el cumplimiento de esta meta.

 

Crédito hipotecario

 

Una de ellas es el crédito hipotecario. Este te permite adquirir una propiedad a través de bancos, cooperativas y compañías de seguros. La tasa de interés para esta modalidad de compra puede ser fija, variable o mixta, según la elección de tu conveniencia.

Actualmente existen 3 tipos de créditos hipotecarios:

  • Crédito Mutuo Hipotecario Endosable: Sustentado en un contrato de escritura pública que puede ser endosado o vendido a terceros para su financiamiento.
  • Crédito Mutuo Hipotecario No endosable: Financiamiento con recursos propios del banco que no puede ser transferido mediante endoso.
  • Crédito Hipotecario con Letras de crédito: Financiado con letras hipotecarias transadas en la Bolsa de Valores por el banco o adquiridas por este o un tercero.

 

A su vez, cada entidad financiera ofrece distintos planes crediticios. Entre las principales instituciones otorgantes de créditos hipotecarios para la compra de vivienda se encuentran:

Para conceder el crédito, la institución financiante tendrá que determinar tu capacidad de pago, restando los gastos fijos al ingreso total mensual que recibas. La capacidad de pago ideal tiene que estar por encima del 25% del ingreso total.

 

Subsidio habitacional

 

Por otra parte, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo ha implementado una serie de programas para la adquisición de departamentos con subsidio, a los que puedes postular según tus necesidades y posibilidades.

En estos programas, la compra de la vivienda tiene un monto máximo que depende tanto de la región donde residas o vayas a residir, como de tu capacidad de ahorro y de la calificación socioeconómica que tenga tu grupo familiar. Entre las alternativas destacan:

  • Subsidio para familias de sectores medios: permite comprar viviendas de hasta 2.000 UF en sectores urbanos o rurales. Los beneficiarios deben tener posibilidad de complementar el valor de la vivienda con recursos propios o crédito hipotecario.
  • Fondo Solidario de Elección de Vivienda: subsidio dirigido a personas en situación de vulnerabilidad social que permite comprar viviendas de hasta 950 UF en sectores urbanos o rurales, sin que se complemente con crédito hipotecario.
  • Integración Social y Reactivación Económica: destinado a personas que tienen subsidio y no han podido aplicarlo, y a quienes deseen comprar una vivienda con apoyo del Estado.
  • Integración Social y Territorial: dirigido a personas con o sin deuda hipotecaria y sin subsidio, para adquirir viviendas de hasta 1.100 UF en barrios bien localizados y cercanos a servicios.
  • Subsidio Leasing Habitacional: para adquirir viviendas de hasta 2.200 UF en todo el país, a través de una sociedad inmobiliaria de leasing habitacional con contrato de arrendamiento y promesa de compraventa.

 

Los requisitos varían para cada programa. Sin embargo, será necesario que cumplas con estos tres requerimientos básicos para optar a cualquiera de las modalidades de compra de departamentos con subsidio:

  • Ser mayor de edad al momento de postular.
  • No ser propietario de una vivienda, ni el postulante ni el cónyuge o pareja.
  • No haber sido beneficiario de subsidio habitacional con anterioridad.

 

Ya sabes, existen diversas formas para que puedas financiar la adquisición de una vivienda. La tarea es buscar una propiedad y el financiamiento que más se adecue a tu perfil y tus necesidades.

Copyright © 2018 · Todos los derechos reservados · CISS